Etiquetas

, , ,

La metáfora de la búsqueda de sí mismo a través de un viaje ha sido utilizada constantemente en el cine, no hay mejor recurso visual que observar un recorrido en carretera y la interminable introspección que realizará el protagonista.

Walter Salles se ha identificado con este tipo de cine, su primera película de esta temática retrataba a un joven dispuesto a conocer todo el continente americano en un recorrido en motocicleta, quizá con la expectativa de conocer diferentes realidades o como un pretexto para adentrarse en su extravío personal y descubrir una motivación para su incipiente vida adulta; este viajero tenía el nombre de Ernesto Guevara de la Serna, años más tarde se le conocería como Che Guevara; la película, al igual que la novela, era Diarios de Motocicleta (2004).

Para el director brasileño, los viajes transforman y contribuyen al crecimiento de cualquiera que los haga. En su última película, On The Road (2012), Salles retoma esta misma etapa de madurez y crecimiento pero ahora en la vida del escritor Jack Kerouac. En La Carretera, es una de las novelas más celebres de los años 60, además de que marcaría el inicio de la llamada “generación beat”.

Quizá, On The Road, se convirtió en un manifiesto para una generación que ansiaba rebelarse, pero también nos habla de un joven Kerouac que simplemente buscaba su lugar y su significado en el mundo. Para Salles, siempre existe un antecedente de las grandes figuras icónicas del pasado, lo mismo puede ser un joven estudiante de medicina que un día decide viajar en su motocicleta; que un incipiente escritor que al morir su padre, decide abandonar y experimentar excesos y carencias que, de alguna manera, le ayudarán a conocerse y probarse un poco más.

Salles retrata a una generación, un manifiesto en sí, una aparente liberación de la hipocresía de los valores y la decadencia americana; retrata la desilusión de un cúmulo de jóvenes que, al parecer, no tenían ninguna opción más allá de trabajar en gasolineras o fabricas y formar una familia para engordar mientras envejecen.

Para la actual generación, nada resulta más seductor que la idea de una emancipación rodeada de romanticismo y de imágenes idílicas de sexo desenfrenado y abuso de sustancias para amenizar el recorrido y la espiral de autodestrucción; parece que esta es una etiqueta que cada generación quisiera llevar, pero en realidad no todo es como se cuenta en los libros, ni como se ve en las películas.

On The Road se convirtió en un ideal de libertad y de experimentación para todo aquel que se desencantó de su cultura y sociedad y que al parecer quiso crear una nueva filosofía de vida. Cada generación experimenta un desencanto con su tiempo, con su futuro y en cada periodo surge un mesías, alguien que parece levantar la voz e inconformarse para guiar a todos sus discípulos a la nueva tierra prometida.

Por desgracia, muchas de estas añoranzas se quedan en el camino y este paso de la juventud a la madurez significan, en la última película de Salles, una etapa que te define y te ayuda a descubrirte, al igual que la idea de realizar un viaje en auto por todo el sur de Estados Unidos y terminar en México, infectado de malaria y abandonado por todos tus grandes “amigos”.

20130513-004837.jpg

 

por @vhps34

Anuncios